Las mejores cervezas de Bélgica

La gran variedad de cervezas que podemos encontrar en Bélgica es abrumadora (y reconfortante) y si os gustan las cervezas con cuerpo, aprovechaos, cuando volváis a España ninguna os estará tan buena. Aunque es tan amplia la variedad de cervezas que seguro que todos encontraréis la vuestra.

Aquí os dejo una lista de las que más me gustaron, os invito a que escribáis las vuestras:

Lambic: Cerveza de trigo que dejan fermentar al aire para que las levaduras que éste contiene (el aire contiene levaduras, por lo visto) le dé un sabor especial, sabe a vino.

Gueuze: Ésta se hace a partir de la cerveza Lambic, tiene una segunda fermentación que hace que recuerde al champagne. La Faro es una de las cervezas de éste tipo.

Kriek: Es la Lambic con cerezas o frambuesas, es muy suave y dulce.

Stella Artois: Es un tipo de cerveza lagger típica de Leuven, que yo encontré de los más corriente... pero, en fin, es típica.

Bush: La cerveza más fuerte de Bélgica, tiene 12 grados.

Chimay: Un buen ejemplo de cerveza trapense.

Leffe: Cerveza de abadía.

Kwak: Lo curioso de ésta cerveza es el recipiente dónde te la sirven, tiene esa forma de reloj de arena para que no se muevan las levaduras del fondo.

También podéis encontrar la: Duvel, Delirium Tremens, Hoegaarden, Franziscaner, Kasteel, Brugs, St Louis, Palm, Jacobins, De Koninck... La gran mayoría las podéis comprar en los supermercados igual de buenas y mucho más baratas.

Para los que no estáis muy puestos, las cervezas pueden ser: rubias, tostadas o negras y cada una tiene más graduación y fermentación que la anterior. Normalmente las cervezas "normales" suelen tener alrededor de los 3 grados, las dobles unos 6 y las triples 9. Pero a partir de aquí hay una gran variedad de combinaciones... no tengáis miedo de preguntar en las cervecerías que os cuenten las características de cada cerveza, algunos camareros son verdaderos libros de historia.

Como dato curioso, en muchos sitios suelen tener cerveza especial de Navidad, en invierno, que suelen ser variaciones de algunos tipos de cerveza haciéndolas más fuertes.

Antwerp


En el Grote Mark 1 está la cervecería Den Engel, donde sirven la cerveza De Konick, típica de Amberes.

Doornik

Esta ciudad no está mal pero comparada con el resto no hay color, lo más bonito que tiene es la Cathédrale de Notre Dame que es muy grande y tiene que ser preciosa pero lleva en obras desde hace cinco años, así que me quedé sin ver lo mejor.
También hay una torre de piedra azul muy bonita y original que se llama Beffroi de Tornai, pero lo dicho, si la catedral está cerrada.... no hay mucho que ver.

Brugge


Es un pueblecito de cuento de hadas y el que más me gustó de todos. De Proeverie es la chocolatería más típica de la zona, sirven un chocolate caliente con bombones buenísimo, y los cuadros del establecimiento son geniales. ¿Verdad mister guau?, Katelijnestraat,6.

Gent


No podéis dejar de ir al Dulle Griet un pub dónde sirven Kwak, no os devolverán vuestra zapatilla hasta que os la hayas bebido toda!

Brussel

El Centre Belge de la Bande Desinée me decepcionó un poco porque pensaba que la temática iba a ser más amplia y también que sería más visual, pero la verdad es que se centran en dos revistas Belgas (Spirou y Tintín) y son muy extensos con la biografía de los autores y sus obras. La entrada cuesta 7 euros mas o menos.
La mejor Freiduria que probé se llama Maison Antoine (las patatas fritas están impresionantes) y es la más copiosa y barata. Está en la Place Jourdan y aunque esté un poco alejada del centro merece la pena con creces.
Para comer moules el restaurante Chez Léon también está muy bien, tienen un menú (si se puede llamar así) de 17 euros que incluso se puede compartir (a no ser que querais poneros hasta las cejas a mejillones) está en la calle des Bouchers n 18 (esa calle está llena de restaurantes con mejillones y hay muchos menús). Al lado de la Grande Place.
La cerveceria Morte Subite es una de las típicas del lugar en la Rue aux Herbes Potagères, 7.
Y si quereis dormir en un buen albergue juvenil Hello Hostel ofrece habitaciones por 20 euros de 4 personas, son ampliar y limpias, incluye el desayuuno, hay varias cocinas y duchas, sala de estar con ordenadores con internet, juegos de mesa, etc. Y al menos uno de los empleados es muy majo, argentino. Está a las afueras de Belgica pero la estación de metro está justo enfrente del albergue y llega al centro en cinco minutos.

Viajar con Ryanair

Al final todos cogemos la incómoda opción barata. Ryanair. Como siempre, no te deja en Bruselas si no en una ciudad que se llama Charleroi. Hay autobuses que van hacia Bruselas cada 45 minutos, dentro del aeropuerto se compran los billetes y cuestan 13 euros. Suelen salir cada media hora y para volver hay que cogerlo a las afueras de la estación de Midi de Bruselas.
Osea, sumarle a vuestro billete de avión 26 euros más porqué lo mismo os interesa volar con otra compañía que deje en Bruselas.
Y bueno, lo que pasa con Ryanair, solo puedes facturar 15 kilos y llevar un solo bulto de mano, es decir, nada de maleta de mano y bolso. Pasaréis mil controles.... Low cost de los cutres, ya sabéis...